0 0
Shahi tofu

Shahi tofu

Si te gusta comer "como un rey/reina", este plato es para ti.

Delicia de la cocina mogola india (sí, es un plato viejuno, histórico y todo) para que tengas otra idea más de cómo hacer el tofu... o cualquier otra cosa. Por ejemplo, coliflor. Que sí, que vale para muchas cosas.

Ingredientes

  • Para el tofu

  • Para la salsa

Ingredientes

Ajustar raciones:
Para el tofu
200 g tofu duro del que quieras
1 cucharadita cúrcuma o menos, lo que quieras
1/4 de cucharadita chili en polvo si no quieres que pique, usa pimentón dulce
1/4 de cucharadita Sal
1 cucharadita Aceite de oliva
Para la salsa
1 cucharada semillas de amapola blancas si no tienes, omítelas
1 puñadito Anacardos crudos mejor
3-5 cucharadas bebida de soja sin azucarar ni nada de eso
1/2 cebolla dulce o amarilla, la que tengas
5 gramos jengibre más o menos, un trocín pelado
1 diente de ajo pelado y troceado
2 cucharadas margarina vegetal más o menos, es por el sabor
1 ramita canela te sirve canela o cassia
2 hojas laurel
2 clavo de olor
1 taza passata o puré de tomate o tomate triturado
1/4 de cucharadita garam masala
1/8 de cucharadita comino molido
1/8 de cucharadita cilantro en polvo
1/4 de cucharadita chili en polvo opcional
1/2 cucharadita Sal
2 cucharadas yogur de soja natural, sin sabores y sin azucarar
1 cucharada nata de soja para cocinar opcional
un puñadito de cilantro para decorar

Instrucciones

Compartir

Como es muy difícil elegir “unas poquitas” recetas indias de las que hablarías horas mientras babeas, pues no nos vamos a cortar y vamos a subir más.

Aitor nos ha traído de Varanasi, con Viajetal, otra maravilla: shahi tofu. Ya, ya, no se llamaba así, se llamaba “shahi paneer“, pero el paneer es un tipo de queso como el de Burgos, así que lo sustituimos por tofu duro y tan felices.

¿Sabes qué es eso de “shahi“? Pues es “real” o “realeza” en urdu. Este plato y esta forma de cocinar viene de la cocina mogola o mughlai, donde “Shahenshah” es la palabra persa para el título máximo: “emperador” o “rey de reyes”. Vamos, que todo lo que sea “shahi” va a ser lo puto mejor de lo mejor e incluso su sola mención podría considerarse injurias a la corona (esto es broma).

El caso es que “shahi” no hay uno solo… como casi todas las recetas que te enseñamos. Cada cual lo hace con lo que tiene, aunque sí que hay cosas en común:

  • Tiene que estar riconudo (vale, eso estaba claro).
  • Lleva frutos secos enteros, partidos, molidos o en pasta.
  • El ingrediente está bien abrigado por una salsa espesa y picante.
  • Se sirve con rotis, naan, arroz y otros platos. No es plato único.

Dice la leyenda que el shahi paneer se inventó por un error (como muchas cosas): el cocinero real estaba a tantas cosas que se le cayó el paneer cortadito en la bandeja de la marinada de otro plato, y como tirar comida está mal, pues dijo “from lost to the river” y lo cocinó igualmente.
Lo cierto es que tanto los ingredientes como la forma de cocinarlo son muy típicos de la cocina mogola, así que seguramente alguien ya lo había hecho… pero aposta 😉

Pues te vamos a enseñar la versión #SinReceta que consiste en hazlo como puedas y con lo que tengas y disfrútalo, no te preocupes tanto si te falta alguna especia.
Venden shahi masala en polvo para que lo uses directamente, pero cada marca hace su mezcla y hay diferencias entre las especias. Nosotros hemos elegido las más comunes que se suelen usar en Uttar Pradesh para hacerlo (lo que no significa que sean solo estas), y te podemos asegurar que esto es una delicia impresionante.

El ingrediente más raro que vas a ver en esta receta son las semillas de amapola blancas. Las negras ya las conoces, que las ponen en panes, bollos y donde haga falta. Pero las blancas aquí las conocemos menos. Las semillas blancas son de amapola blanca. No, tranqui, no es opio, no es droja, no hace nada. Son crujientes y saben a frutos secos suaves (como a almendras, anacardos y macadamia) y en India se cultivan y se usan mucho. En tiendas indias suelen tener, y si no, en tiendas online. No son muy caras.

Y no te preocupes, que no te vas a liar con la receta porque tenemos vídeo:

Si no ves el vídeo, está en nuestro canal de Youtube, Instagram y Tiktok.

Pasos

1
Listo

Dejar cosas en remojo

Lo primero que hemos de hacer es mezclar las semillas de amapola, anacardos y bebida de soja y dejarlo en remojo como mínimo 1 hora.
Si lo puedes dejar 4 horas, genial.
La idea es que se reblandezcan tanto los anacardos como las semillas de amapola. Si no tienes leche de soja, pues otra bebida vegetal, y si no, agua.

2
Listo

Marinar el tofu

Si puedes dejar unas horas la mezcla anterior, también puedes dejar unas horas el tofu para que coja más saborcito :)
Mezcla en un bol, tupper o lo que tengas, el tofu cortado en daditos (escurrido pero no secado, resecado y prensado, eh?) con la cúrcuma, el chili o pimentón, sal y aceite y que se marine el mismo rato.
Pues eso, 1 hora mínimo.

3
Listo

Dorar el tofu

Vamos a dorar primero el tofu y así lo dejamos hecho.
Si ya eres cocinillas, lo puedes hacer mientras se cocina la salsa, en otra sartén aparte.
Bueno, eso.
En una sartén pon aceite (pon 1-2 cucharadas, que nosotros nos hemos pasado) a fuego medio y dora el tofu por todos los lados. Saltéalo para darle la vuelta más fácilmente.
En unos 4-5 minutos lo tienes.
Sácalo a un plato.

4
Listo

Hacer la salsa

Ahora que han reposado las semillas y anacardos, vamos a ponerlos en la batidora junto con la cebolla, ajo y jengibre... sí, todo pelado y troceado.
Batimos bien un par de minutos, que queremos una crema homogénea sin trocitos si puede ser.
Esto ya está.

Calienta la margarina vegetal en un wok, sartén alta o cacerola a fuego medio y tuesta unos segundos la canela, clavos y laurel.
Después añade el puré blancurrio de anacardos y amapola y cuidado, que puede saltar un poco.
Deja que se sofría un poquito, un par de minutos.

Añade la passata, garam masala, comino, cilantro y sal y mézclalo.
Que se fría todo junto un ratito. Verás qué color y qué sabor.

5
Listo

Terminar el plato

Añade agua, como 1/2 taza más o menos. Hemos aprovechado para coger el agua con el vaso de la batidora y así aprovechar los restos del batido que habían quedado.
Remuévelo bien, echa todo el tofu, mézclalo y que se cueza todo junto 3-5 minutos. Solo tienes que remover alguna vez.
Si quieres la salsa más espesa (porque tiene que quedar espesa), pues unos minutos más.
Sácalo y sírvelo con yogur de soja y cilantro picado por encima, y con otros platos, que esto no es plato único.

Virginia García

La que parte el tofu.

Chole Bhature
anterior
Chole Bhature
Gobi 65
siguiente
Gobi 65

Añade tu comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: SinReceta.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies caseras veganas y sin azúcar para que la web funcione lo mejor posible y para las estadísticas y todo eso. Dale a aceptar si te parece bien y aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.   
Privacidad