0 0
Salsa de miso para todo

Salsa de miso para todo

El miso no son solo sopas: más versátil que el ketchup

Usa el miso para hacerte una salsa que combina con todo o casi todo lo que cocines. Dale alegría a una ensalada, haz verduras riconudas, sube de nivel el tofu.

Ingredientes

Ingredientes

Ajustar raciones:
3 cucharadas generosas miso el miso que quieras o tengas, todos valen
3 cucharadas mirin o 2 de vinagre de arroz
1 trocito, rallado jengibre o unos trocitos secos o 1/4 de cucharadita en polvo
1 cucharada salsa de soja
1 cucharada vinagre de arroz
1/2 taza Agua más o menos, no pasa nada si te pasas
1 diente, picadito ajo
1 cucharadita aceite de sésamo

Instrucciones

Compartir

Hoy te vamos a enseñar otro de los usos tradicionales del miso: como salsa para (casi) todo.

Sí, sí, aparte de la sopa y todo eso, puedes hacer una salsa super llena de sabor que combina con todo: ensaladas, verduras crudas, encurtidas, blanqueadas, al vapor, hervidas, fritas, legumbres en potaje, dal, curry o secas, cosillas para picar, tofu, soja texturizada, edamames, arroz, pasta… y también vale para mojar, ¿eh?

Vamos, que te apaña cualquier cosa que tengas por la nevera. ¿Un triste salteado? No, no, un peazo salteado de verduras con salsita de miso.

Hacer la salsa es super fácil porque solo tienes que juntar ingredientes y cocerlos un ratito para lograr nuevos sabores y para reducir la cantidad de agua.
Hemos usado ingredientes muy básicos y típicos de las salsas de miso japonesas:

  • ajo: siempre mejor un diente de ajo fresco, que queda muuuuucho más bueno, pero si no tienes por lo que sea, usa ajo en polvo.
  • Jengibre: si tienes fresco, triunfas. Solo tienes que rallar o picar un trocito. Si no, también vale seco o en polvo.
  • Mirin: te lo dejaremos como opcional, porque no siempre es fácil encontrarlo. De todas formas es vino de arroz y azúcar, así que puedes cambiarlo por un poco menos de vinagre de arroz y, opcionalmente, añadir una pizca de azúcar, sirope de arroz, de arce o lo que tengas.
  • Salsa de soja: la puedes omitir directamente, ¿eh? el miso ya tiene mogollón de sabor y a lo mejor prefieres un sabor más “puro” a miso.
  • Aceite de sésamo: lo echamos al final para que no pierda aroma. Si no tienes, no pasa nada. Pero si puedes pillar una botellita, verás qué cambio.

Otros ingredientes que puedes echar:

  • Laurel: sí, una o dos hojas quedan muy guay.
  • Dashi: en lugar de agua. Super umami.
  • Tahini: una cucharadita o dos. Flipas de lo bueno que queda.
  • Piel de limón: como piel de yuzu seguro que no tienes, pues de limón si lo quieres un poquito más ácido.
  • Cebolla de primavera o cebolla de verdeo: picadita, mu rica.
  • Sake: se usa bastante para hacer salsitas de miso, así que si pensabas comprar sake, guárdate un poquito para la salsa.
  • Azúcar: sí, los japoneses son muy de añadir azúcar a las salsas. No hace falta que uses un montón, con una cucharadita te vale. Si vas a usar la salsa para saltear cosas, el azúcar hará que caramelice ligeramente.

Vamos, que no tienes por qué ajustarte a esta receta, puedes hacerla como tú quieras. Para algo es una #SinReceta

EL MISO

Te vale cualquier miso, de verdad de la buena. El que tengas, el que más te guste, el que te salga más barato. Recuerda que los misos más oscuros son más sabrosos.

EL VÍDEO

Te hemos hecho un vídeo muy chulo para que veas cómo se hace la salsa, y unos ejemplos para usarla: con zanahorias, con setas, con cebollitas francesas y con tofu:

 

* Si no ves el vídeo, está completo en nuestro canal de Youtube, Instagram y Tiktok. *

Hale, baja un poco más y échale un vistazo a la receta, que puedes empezar a hacerla ¡ya mismo!
Recuerda guardar tu salsa en un bote bien cerrado en la nevera, porque te durará 5-7 días. Lo suyo es que la uses antes, pero tú a tu ritmo. Si ves que no la vas a usar, pues congélala.

Pasos

1
Listo

Tó padentro

Esta es una super técnica que no te enseñarán en otro sitio:
Coges un cazo y echas todos los ingredientes menos el aceite de sésamo, que va al final.
Remuévelo bien con unas varillas por ejemplo para deshacer el miso.

2
Listo

Cocer y reducir

Ponlo a fuego medio-alto y cuando empiece a hervir bájalo (a medio-bajo, más o menos).
Deja que se cueza unos 10 minutos, hasta que veas que está cremosito.
Puedes removerlo de vez en cuando pero no hace falta que estés ahí adorándolo.

3
Listo

Pues ya estaría

Cuando esté cremosillo y bonito (mira el vídeo), apártalo del fuego y deja que se temple.
Échale el aceite de sésamo y mezcla bien.
Ya puedes usarlo o guardarlo, lo que quieras.
Para guardarlo: lo metes en un bote que cierre bien y a la nevera, que te dura 5-7 días. Si no, pues al congelador.
Para usarlo: como cualquier otra salsa pero sin pasarse, que esta es mucho más sabrosa.

4
Listo

Ideas de uso

No hace falta hacer nada especial con la salsa, simplemente cocina lo que tengas por ahí y échale la salsa mientras se hace o al final, para servir.
En el vídeo te damos unos ejemplos, pero se lo puedes echar hasta a unas tostadas tranquilamente.

Virginia García

La que parte el tofu.

Tofu dengaku a la SinReceta
anterior
Tofu (y tempeh) dengaku a la SinReceta
Vegetable manchurian (manchurian vegetal)
siguiente
Manchurian vegetal

2 Comentarios Ocultar comentarios

Hola Xandra!
Si usas un miso artesano sin pasteurizar, pues sí, las bacterias se mueren, pero si usas uno pasteurizado no (ya estaban muertas). De todas formas, los beneficios del miso no son únicamente por los organismos vivos que pueda contener, si no por todo el proceso de fermentación (un poco como el tempeh). Las salsas de miso japonesas se hacen así, no te preocupes porque tienes muchas otras maneras de usar el miso sin llegar a hervirlo (como en las sopas, por ejemplo).
Un abrazo!

Añade tu comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: SinReceta.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies caseras veganas y sin azúcar para que la web funcione lo mejor posible y para las estadísticas y todo eso. Dale a aceptar si te parece bien y aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.   
Privacidad